La Corte Suprema de Justicia de los EEUU comenzó a evaluar si los Estados pueden procesar a inmigrantes que usen números de Seguro Social falso.

En la semana que recién terminó, los Magistrados del máximo Tribunal de Justicia comenzaron a evaluar los argumentos en la apelación de un fallo de la Corte del Estado de Kansas. La corte rechazó tres condenas de inmigrantes indocumentados después de concluir que el Estado de Kansas estaba tratando de castigarlos por poseer una identificación falsa a la hora de obtener empleo. En este sentido, el máximo Tribunal Estatal había determinado que sólo el Gobierno Federal tiene la autoridad de quien puede o no trabajar en el país.

No es un secreto para nadie que existe un sin número de trabajadores indocumentados que están usando números de Seguro Social que no les pertenecen. La pregunta qué hay que hacerse es si los Estados pueden acusar de robo de identidad a estos inmigrantes, y de si los Estados pueden hacer cumplir las Leyes Federales.

Antecedentes

Todo comenzó cuando 3 inmigrantes del Condado Johnson en Kansas usaron números de Seguro Social de otras personas en el formulario I-9 que las empresas usan para verificar el estatus migratorio de empleados así como otros documentos para el pago de impuestos. En este sentido, los inmigrantes indocumentados fueron acusados de usar Tarjeta de Seguro Social robadas para obtener empleo y ya para Septiembre del 2017, la máxima Corte de Kansas anuló las condenas y el Estado de Kansas decidió apelar a la Corte Suprema de Justicia.

Los Jueces del máximo Tribunal Estatal explicaron que el “Acta para el Control y Reforma Migratoria de 1986 “ impide el enjuiciamiento Estatal de los Inmigrantes, debido que una de las cláusulas precisa que la información contenida en el formulario I-9 solo sirve para cumplimiento de las Leyes migratorias Federales.

Le toca al Tribunal Supremo de Justicia los EEUU establecer si el Seguro Social como identificación es jurisdicción del Gobierno Federal, y si les permite a los Estados como Kansas acusar a quienes usen números falsos de Seguro Social.