El bloqueo impuesto por parte de una corte menor en Arizona y California a la regulación emitida por la Administración Trump desde el 15 de Julio, fue anulada el 11 de Septiembre por la Corte Suprema de Justicia de Los EEUU.

Como se sabe, la regulación del Gobierno Federal señala que los migrantes no puede pedir asilo en los EEUU sin antes haberlo solicitado a través de lo que se denomina un “Tercer País Seguro”. A demas, que sólo aquellos inmigrantes que se les ha negado el asilo en esos territorios y que son víctimas de tráfico humano pueden aplicar a este beneficio en suelo estadounidense; quienes no serán colocados en proceso rápido de deportación y enviado a sus países de origen.

La orden del máximo Tribunal de los EEUU que anula la decisión de la corte menor, permite que la regulación de la Administración Trump se aplique a nivel nacional mientras se determina la legalidad de dicha regulación.