La Cámara de Representantes del Congreso de los EEUU presentó un proyecto de ley que daría a muchos inmigrantes un camino a la legalidad de forma permanente.

El proyecto se conoce como “Ley de Sueños y Promesas 2019”. Esta ley, a aprobarse, proporcionaría residencia permanente a muchos jóvenes inmigrantes indocumentados – así como a los inmigrantes protegidos tanto por el programa de Protección Temporal TPS, como también a los amparados bajo el programa para los jóvenes soñadores DACA y el programa de Partida Forzada Diferida DED.

Esta propuesta de ley conocido técnicamente también como Ley HR 6 sería una vía hacia la residencia permanente para los jóvenes indocumentados que puedan calificar primeramente a un estatus de protección condicional de 10 años.

Según informaciones obtenidas a través de los medios, los inmigrantes deberán formalizar un curso de 2 años o un programa vocacional, completar 2 años en el ejercito o trabajar durante 3 años (siempre que tenga un permiso de trabajo, por lo menos 75% de ese tiempo).

La propuesta de ley prevé que los jóvenes inmigrantes podrán solicitar ayuda financiera para sus estudios y daría acceso condicional a licencias profesionales y comerciales, lo que le permitiría a los beneficiarios prácticas en su campo profesional

El proyecto de ley presentado requiere que el Departamento de Seguridad Nacional explique por qué se canceló el TPS para varios países bajo esta administración, ya que algunos, como el caso de Haití, no había mejorado lo suficiente como para aceptar el regreso de sus ciudadanos según informes de prensa.