El Tribunal de Apelación del noveno Circuito, derogó una Ley Federal que podría inculpar o acusar a cualquier persona por declaraciones relacionadas con inmigrantes indocumentados
La Resolución conjunta emitida por 3 Magistrados determinó que esta ley infringe la Primera Enmienda de la Constitución  de los EEUU , porque criminaliza una gran cantidad de discursos amparados por la Carta Magna.
Es bueno informar que el Juez Federal Wallace Tashima en una entrevista hecha a los medios de comunicación señaló por ejemplo, cómo está ley haría ilegal que una abuelita induzca a su nieto a ignorar los límites de su visa al alentarlo a permanecer en los EEUU, de esta manera cualquier argumento dirigido a incitar a los inmigrantes indocumentados a permanecer en territorio estadounidense podría llevar a un proceso penal.
Por su parte los asesores legales del Gobierno Central manifestaron que la ley sólo prohibía la conducta y un discurso muy limitado que no estaba amparada por la Constitución, argumento que fue rechazado por el Tribunal de Apelaciones.
Algunos expertos en materia migratoria han señalado que esta ley, que fue anulada , constituía un peligro para los Licenciados en Derecho que asesoran y orientan inmigrantes sobre cómo conseguir sus documentos de Residencia legal  y a los funcionarios públicos que alientan las llamadas políticas santuario que limita la cooperación con el  Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los EEUU (ICE).