Personas deshonesta han usado los números del Departamento de Seguridad Nacional de los EEUU (DHS siglas en inglés) para obtener información personal y extorsionar  a sus víctima, en este caso a inmigrantes.
La trampa consiste en la alteración intencional de la información transmitida a una pantalla de identificación de llamadas, para camuflar o encubrir una identidad, esto se conoce en inglés como Spoofing.
La persona que realiza la trampa suelen identificarse como funcionario del DHS, pero también usa otros organismos gubernamentales como por ejemplo la Agencia que ejecuta la ley de inmigración ICE , haciéndose pasar como agentes para intimidar a sus posibles víctimas con recluirlas o deportarlas, a no ser que realicen pagos a ellos a través de diferentes procedimientos.
Entre los números utilizados para perpetrar estos delitos están el 202-282-8000, y el 202-401-1474 el cual es el número de la oficina de Derechos Civiles del DHS.
También envían correos electrónicos con dirección de e-Mail con terminación uscis.org.
Es necesario informarle a la comunidad inmigrante que el Departamento de Seguridad Nacional de los EEUU  (DHS)a publicado sus números telefónicos para delatar este tipo de estafa
1(800)323-8603 y el
1(800)168-5000